A más de esto, otro de los problemas sería la inseguridad en la zona, debido a que mientras funciona la feria se estaría generando delincuencia.

La presidenta del Barrio Corazón de Jesús, Anita Trelles, hace un pedido a las autoridades correspondientes para que se controle la feria de ganado y de víveres, debido a la insalubridad que se estaría dando en el sitio.
“No tienen consciencia de la gravedad que es eso, la gente es muy irresponsable, yo sé que los comerciantes tienen que trabajar, pero eso no les da el derecho ni la autoridad para comercializar de esta manera sin las debidas medidas sanitarias”.
Comenta además que no existe el respectivo permiso para que funcione la feria de ganado, “y la EMURPLAG no puede hacer nada porque está clausurada la feria. Ya las autoridades han estado presentes pero aún siguen los problemas”.

Asegura que la venta de víveres se realiza en el piso y los comerciantes no tienen precauciones con los productos ni clientes al momento de expender.
“Los moradores queremos tranquilidad, en estos espacios debe haber control, aquí no hay una plataforma correcta para que puedan vender los víveres”.

Respecto al camal, menciona que también hay molestias por los olores emitidos y que los espacios verdes son utilizados por los comerciantes para vender sus animales.

Según la representante del barrio, habían quedado que solamente los lunes se iban a comercializar animales pequeños como ovejas y chanchos, y los miércoles el ganado; sin embargo, esto no se está cumpliendo.

“Aquí hay niños, adultos mayores y no se puede ni fumigar ni hacer la limpieza correcta, no queremos seguir peleando con los comerciantes, queremos que las autoridades tomen cartas en el asunto, sería mejor quitar la feria de ganado para convivir en un espacio sano y tranquilo”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *